Basílica de San Marcos

La Basílica de San Marcos es el edificio religioso más importante de Venecia, centro de la vida pública y principal monumento de la ciudad. Este bello templo se sitúa en la Plaza de San Marcos, en el mismo centro de la ciudad.

La larga historia de este edificio se remonta a la época bizantina, cuando en el siglo IX se levantó una iglesia de cruz griega que debía albergar las reliquias de San Marcos. Ya en la época de la República de Venecia, una ley exigía a los mercaderes pagar un tributo anual que iría destinado a embellecer este templo. Gracias a esto San Marcos es hoy lo que es: un impresionante monumento enriquecido durante siglos con diversos materiales y estilos.

Esta circunstancia hace que la grandiosa fachada de la Basílica de San Marcos tenga un aire occidental, con una decoración profusa típica del gótico florido, mientras que el interior, decorado con mosaicos e iconos, lleva el inconfundible sello del arte bizantino.

Si el exterior impresiona, el interior de la basílica es simplemente sobrecogedor para los visitantes. El silencio junto a un aura dorada crean un ambiente místico muy especial. Bajo el altar descansan los restos de San Marcos. Detrás de él se ubica la Pala de Oro, un impresionante retablo de orfebrería con piedras y metales preciosos. Para poder verlo hay que pagar entrada, igual que para acceder al Tesoro y al Museo.

Precisamente en el museo se encuentran los famosos Caballos de San Marcos, una imponente escultura de cuatro caballos de bronce bañados en oro que decoraban el antiguo hipódromo de Constantinopla y que fueron traídos hasta aquí como botín de la Cuarta Cruzada.

Basílica de San Marcos – Datos de interés:

  • Localización: Plaza de San Marcos.
  • Cómo llegar: Con las líneas 1, 2, 41, 42, 51, 52, N y LN del vaporetto, paradas en San Zaccaria o San Marco.
  • Horarios: todo el año de  9:45 a 17:00 horas. Los domingos se cierra una hora antes.
  • Precios: La entrada a la basílica es gratuita, pero la vista al Museo cuesta 4 € y al Tesoro 3 €. Por último, para ver la Pala de Oro hay que pagar 2 €.
  • Importante: hay unas reglas muy estrictas para visitar la Basílica de San Marcos. No se permite el acceso con ropa inadecuada ni con mochila. Hay que  tener en cuenta que se trata de un lugar de culto que merece el debido respeto. Para dejar el equipaje de mano hay una taquilla de uso gratuito en la Calle San Basso, en el lateral izquierdo de la basílica.

Deja un comentario

Previous

Aeropuerto Marco Polo

Palacio Ducal

Next