El Puente de Rialto

De los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal de Venecia, sin duda el más famoso y fotografiado es el Puente de Rialto, sin duda una de las visitas obligadas y principales cosas que ver en Venecia. También es el más bello y el más antiguo de todos, ya que en esta misma ubicación existía desde la época medieval un puente de madera en la zona que por entonces se llamaba Rivoaltus.

A finales del siglo XVI, después de numerosos derrumbes (muchos de ellos causados por las frecuentes inundaciones) y reconstrucciones, por fin el ingeniero Antonio da Ponte construyó el diseño definitivo que hoy vemos. Dos tramos inclinados que se unen en lo alto de una plataforma central, todo pensado para que las embarcaciones pequeñas pudieran pasar bajo él. Una estructura sólida y resistente, pero sobre todo, muy armoniosa.

Sobre el puente Rialto, un gran pórtico central preside toda la estructura. A cada lado de las rampas hay una fila de cubículos rematados con arcos de medio punto que albergan una serie de comercios, principalmente tiendas de recuerdos. La existencia de comercios sobre el puente no es casual, ya que el puente de Rialto se sitúa en una de las zonas de comercio más viejas y tradicionales de Venecia. Si cruzamos el puente viniendo desde la Plaza de San Marcos nos daremos de bruces con el Mercado Rialto, un opulento mercado de fruta y verdura que abre cada día de 9 a 12 de la mañana.

Algunos contemporáneos del constructor del puente predijeron erróneamente su rápido derrumbe, aunque es cierto que ha habido preocupantes episodios en fechas bastante recientes: balaustradas que se agrietan, columnas que se inclinan y acaban cayendo, además del hollín que se ha acumulado a lo largo de los años en la piedra blanca que recubre su estructura. Las autoridades de la ciudad, conscientes de la importancia artística y turística del monumento, realizan constantes obras destinadas a reparar los desperfectos y limpiar regularmente el puente.

Miles de turistas cruzan el puente Rialto a diario, convirtiendo este lugar en uno de los más concurridos de Venecia. En cualquier caso, merece la pena visitarlo tanto de día como de noche, cuando aparece elegantemente iluminado sobre las quietas aguas del Gran Canal.

Junto al puente podemos encontrar varios alojamientos en Venecia bien situados para el turismo

Podemos llegar al Puente de Rialto con la línea nº 1 del vaporetto, parada Rialto.

Deja un comentario

Previous

Isla de Murano

El Campanile

Next