Iglesias y basílicas de Venecia

Venecia, como el resto de ciudades de Italia, está impregnada por todas partes de arte e historia, fruto de una larga tradición en la que la religión y sus manifestaciones arquitectónicas configuran no solo el aspecto urbano de la ciudad, sino también su mismo espíritu. A continuación, los principales templos venecianos que de ninguna manera debemos perdernos en nuestra visita a la ciudad.

  • Santa Maria della Salute constituye una de las más célebres estampas de Venecia. Se sitúa cerca de la Punta della Dogana (Punta de la Aduana), donde fue construida en el siglo XVII gracias a las donaciones privadas de los ciudadanos de la República. Fue su modo de agradecer a Santa María que hubiera salvado a la ciudad de la amenaza de la peste. Nada menso que 56 años tardó su construcción , pero el resultado es magnífico, con una cúpula hemisférica señorial y la decoración interior con frescos de Tiziano y Tintoretto. Se llega a esta iglesia con al línea 1 del vaporetto, parada Salute. Está abierta al público diariamente de 9:00 a 12:00 h. y de 15:00 a 17:30 h. La entrada es gratuita.
  • San Giorgio Maggiore es una basílica que se levanta sobre la pequeña isla del mismo nombre, visible desde San Marcos. Fue edificada en el siglo XVI por el arquitecto Antonio Palladio. En el interior se guardan valiosas obras pictóricas como La Última Cena de Tintoretto. Su campanile tiene una altura similar al de San Marcos, aunque en este se puede subir a lo más alto en ascensor, obteniendo unas hermosas vistas de la ciudad. Para visitar San Giorgio Maggiore se pueden tomar las líneas 2 y N del vaporetto, parada San Giorgio. La entrada a la basílica es gratuita aunque para subir al campanile hay que pagar 2 €.
  • Santa Maria Gloriosa dei Frari, más conocida por los venecianos como I Frari, es un edificio sacro lleno de contrastes, con una fachada exterior gótica sobria y un interior deslumbrante, llena de magníficas obras de arte: bellos retablos y lienzos, asombrosas vidrieras y las soberbias esculturas de Antonio Canova, cuyo mausoleo se ubica aquí. Para llegar debemos tomar el vaporetto (líneas 1, 2 y N), parándonos en San Tomà. Abre de 9:00 a 18:00 horas y la entrada cuesta 3 €.
  • La Basílica dei Santi Giovanni e Paolo, o como dicen lso venecianos, San Zanipolo, es el templo más grande de la ciudad. Su construcción se remonta al siglo XV. Aquí descansan los restos de 27 dogos de la ciudad y se guardan, como en el resto de iglesias de Venecia, valiosísimas obras de arte. La entrada cuesta 2,50 € y, debido a su ubicación en el Sestiere Castello, hay dos paradas de vaporetto cercanas: Ospedale y Rialto.

Deja un comentario

Previous

Palacio Ducal

Isla de Murano

Next